En “Banksy Does New York”, DETECTADO: “9/ 11 – Inside Job!”

InsideJob2

El documental “Banksy Does New York” consiste en una torpe crónica de la residencia del artista británico en La Gran Manzana, “Better Out Than In” fue su título y “31 obras de arte en 31 días” uno de los slogans. Cualquier parecido entre esto último y el reto #1postxdia es pura coincidencia.

En fin, arriba la reproducción fotográfica de su obra inspirada por el supuesto ataque terrorista conocido como “9/ 11” u “Once de Septiembre”; a su derecha, en rosado, la intervención de algún ciudadano vigilante: “<—– Inside Job!“. Como suele suceder, sólo aparece por un segundo en pantalla, da la impresión que los realizadores intentaron todo tipo de magia para ocultarlo.

Presentado sin comentarios adicionales. Pero DETECTADO.

BONO: Por aquí Doctor Ojiplático recopiló todas las obras que componen la expo “Better Out Than In“. De nada.

Introducción a “The Invisibles” de Grant Morrison

Invisibles

Si confiara en ustedes, les diría que Eduardo Próspero es mi nombre dentro de The Invisibles.

Si bien “Watchmen” es una influencia en general para toda mi obra, y una indirecta para “La Tormenta“; en tal obra no terminada hablo sobre “The Invisibles” desde el capítulo uno y llega el momento en que la novela gráfica se intersecta con la historia que cuento. Lo cual no tengo idea de cómo pasó, pero Grant Morrison lo advierte en el último ensayo de “Invisible Ink” (Vol 3, #1),  la columna que cierra cada edición. Esta obra se mezcla con tu vida de las maneras más inconcebibles e insospechadas, o en sus palabras:

“The Invisibles” is a spell. It’s not just a comic book. It tells the future. Things happen around it and to the people who absorb it. I’m not lying to you. I present a slice of human experience in this form. I started out writing a story and slowly, over a few years, the world I live in became almost exactly like the story.

Continúa si te atreves:  Sigue leyendo

Explorando los clásicos: “The Prisoner” (1967–1968), datos y anécdotas

Todo lo que debes saber sobre “The Prisoner” te lo explica antes de cada capítulo en una secuencia de créditos tan espectacular, con una banda sonora tan devastadora, que nunca la adelantarás. (Dale play arriba y lee)

El agente secreto sin nombre vuela sobre la pista, baja a una oficina en el inframundo, renuncia a gritos; llega a su casa, lo siguen, arregla su equipaje, un curioso personaje lanza gas a través de la cerradura y lo duerme, adios Londres, amanece en una réplica de su hogar pero dentro de The Village. La isla en la que mantienen a los espías retirados, los que saben demasiado como para estar corriendo libres a través del planeta, una prisión paradisíaca. El nuevo Number Two necesita información y hará lo que sea necesario para extraerla del agente ahora conocido como Number Six.

Podría escribir once cuartillas sólo sobre la secuencia inicial, pero el plan era discutir varios puntos: Sigue leyendo

Símbolos en películas: “Amy Winehouse, controlled zone”

AmyControledZone

DETECTADO en “Amy” (2015): la señal de tránsito correspondiente a “Controlled Zone” sobre la cabeza de Amy Winehouse. El documental nominado al Oscar que en teoría cuenta la trágica historia de la cantante inglesa es una de las piezas de desinformación más descaradas con las que me he topado. Deja a la artista como una tarada que no podía controlar sus impulsos y plantea una causa de muerte completamente ridícula, pero lo suficientemente creíble para que el público en general ni vuelva a pensar en el asunto. Pero lo que nos concierne en esta ocasión es la imagen de arriba.

Vemos a Winehouse dentro de un auto junto a su handler padre, que conduce, y sobre su cabeza aparece por un segundo el supuesto reflejo de una señal de tránsito. Normal. Casualidad, Estás buscándole la quinta pata al gato. La pregunta, sin embargo, es: ¿está en realidad allí ese poste que pinta “Controlled Zone“? ¿o está el video adulterado para mostrarnos el verdadero mensaje de la película? Decida usted.

El “Vast Active Living Intelligence System”, David Bowie y yo

Mi historia con “VALIS“, el primero de la última e incompleta trilogía de Philip K. Dick, se desarrolló así:

1.- Me lo recomendó Robert Anton Wilson en algún video que no linkearé, ya que en el proceso me arruinó  la revelación más alucinante de toda la novela.

2.- La ordené y un mes después la recibí. Venezuela era otra.

3.- La consumí y me explotó la cabeza.

4.- Obsesionado, averigué todo lo que pude al respecto. Podría dar una conferencia con respecto a esta magnífica y desquiciada pieza de literatura.

5.- Me enteré de la posibilidad de que Mother Goose AKA Eric Lampton estuviera basado en David BowieBrent Mini en Brian Eno. Me explotó la cabeza nuevamente.

6.- Comencé a estudiar seriamente la obra de David Bowie, actividad con la que apenas comienzo y probablemente me tomará la vida entera.

7.- Murió David Bowie y me sumergí en el misterio detrás de su “Blackstar“. Algo de la investigación quedó registrado aquí.

También se dice que la película con la que se obsesionan los personajes de la novela es una representación sumamente alterada de “The Man Who Fell to Earth” (1976) del maestro Nicolas Roeg.

Las siglas VALIS resumen Vast Active Living Intelligence System.

Hace un año escribí la letra de una canción que habla sobre tla historia descrita arriba.

Debo volver a leerla, “VALIS“.

Seguiré escribiendo al respecto a medida que avance este blog.

Portada no comercial por daverazordesign