Divagaciones, reflexiones, e impresiones sobre el fin

Acabo de terminar mis labores de la semana. Y todavía me queda un día, mañana, para crear.

Escribo a diario y me pagan por ello. Lo cual sería una victoria, si no se apropiara de toda mi energía cuan vampiro. No tengo esperanzas de escribir otra novela en el futuro cercano. Ni siquiera tengo tiempo para actualizar este blog.

A no ser que lo haga así, sin premeditación y alevosía. Sin planes ni planos. Sin correcciones y purificaciones.

Haciendo lo posible por ignorar que el mundo se cae a pedazos a mi alrededor, exactamente como lo describe La Biblia. ¿Quién lo hubiera pensado?

Y el tarado de XX-XXX-REDACTED termina siendo el anticristo. ¿Quién hubiera apostado por él? Yo ciertamente no.

Nos lo advirtieron, nos lo anunciaron, nos lo restregaron en la cara. E igual estamos con la boca abierta y sin saber que hacer.

No sé que hacer.

el principio del fin continúa después del salto

Explorando los clásicos: “The Prisoner” (1967–1968), datos y anécdotas

Todo lo que debes saber sobre “The Prisoner” te lo explica antes de cada capítulo en una secuencia de créditos tan espectacular, con una banda sonora tan devastadora, que nunca la adelantarás. (Dale play arriba y lee)

El agente secreto sin nombre vuela sobre la pista, baja a una oficina en el inframundo, renuncia a gritos; llega a su casa, lo siguen, arregla su equipaje, un curioso personaje lanza gas a través de la cerradura y lo duerme, adios Londres, amanece en una réplica de su hogar pero dentro de The Village. La isla en la que mantienen a los espías retirados, los que saben demasiado como para estar corriendo libres a través del planeta, una prisión paradisíaca. El nuevo Number Two necesita información y hará lo que sea necesario para extraerla del agente ahora conocido como Number Six.

Podría escribir once cuartillas sólo sobre la secuencia inicial, pero el plan era discutir varios puntos: Sigue leyendo