Extracto de “La Tormenta”: la conexión con “The Invisibles”

Portadas de ediciones en español de "The Invisibles", capítulos "Di que quieres una revolución" e "Infierno en América".

El conjuro con el que Grant Morrison desbalanceó al planeta entero a finales del siglo pasado sigue haciendo estragos. Y mi novela es parte de los efectos causados; “The Invisibles” es más que una de sus influencias, las tramas e intenciones de ambas obras se conectan de diferentes maneras a lo largo y ancho de “La Tormenta“.

Como muestra, después del salto una cantidad absurda de párrafos que ilustran la sutil relación:

Banner de "La Tormenta - Farsa contemporánea sobre tiempo, hip hop y magia", una novela por Amílcar Ortega.

Descripción de “The Filth”:

Nuestro héroe comienza su aventura consumiendo información desaforadamente, y el Magnum Opus de Grant Morrison está en su mente desde el párrafo uno:

Debo adquirir “The Invisibles”, en formato digital si no queda otro remedio. Idealmente desearía una copia física del clásico underground de Morrison, el cual aparentemente contiene material a montón relacionado a la exhaustiva investigación que estos temas requieren. En el ensayo leído, el autor me informó que tal novela gráfica es un conjuro que “consumió y recreó” su vida durante los seis años que le tomó componerla y ejecutarla.

A mis manos llegó, sin embargo, su obra hermana: “The Filth”. Posterior y menos conocida, su argumento gira en torno a una agencia gubernamental secreta que se encarga de eliminar toda evidencia de los sucesos inexplicables y sobrenaturales que tienen lugar a diario en el mundo. Se transportan en camiones de basura voladores. La primera página lista los valores nutricionales del libro y anuncia: “Esta historia contiene metáfora”.

El principal sistema de control:

Mucho más adelante, Eduardo Domínguez decide abandonar su negocio de venta de películas piratas. Poco imagina la revelación que se le viene encima:

Hago inventario del baúl de películas que componen la mercancía y decido las perderé, las guardaré, no las venderé. Esto se acabó. Poco importa que el balance del proyecto se tiña de rojo y no recupere el dinero invertido. Un beneficio de fracasar a menudo es que poco me afecta enfrentarlo; otra idea que se mostró indomable en la práctica, otra cara lección de negocios, otro falso comienzo.

En dos o tres meses, cuando baje de la montaña, un aliado de “The Invisibles” llamado Mason Lang sólo mencionará como actualmente el principal sistema de control son precisamente las películas, un juego de luz y sombra, y me explotará la cabeza al reconocer que trabajaba para las élites económicas. Sin mayor reflexión distribuía su ideología y mensajes codificados entre mi gente.

Descripción de “The Invisibles”:

Por supuesto, nuestro héroe encuentra el libro. Sorprendido, lo describe de la siguiente manera:

En el otro frente, la lectura, “The Invisibles” es sobre el proceso que atravieso. Y sobre el apocalipsis. Y sobre la aceleración del tiempo. Y mencionan específicamente el 21 de Diciembre del 2012, para el cual falta menos de un mes. Según Grant Morrison su novela gráfica es un conjuro destinado a agitar la vida del que la lea, y todavía no lo noto pero ya genera turbulencia en la mía. Soy un agente secreto, por todos los dioses.

El público Vs. “The Invisibles”:

Por supuesto, intenta presentárselo a quién se le atraviesa enfrente, pero el público en general tiene otras ideas en mente:

Por las calles aparece el motorizado montañés y nos sentamos en un bar. Su abuelo me considera un ser sin palabra. Los encargados siguen apenados. Le mandaron desde Argentina una lata conmemorativa de cierto festival de rock efectuado este año, diseñada por un tal nosequé Pierini. En un televisor sin volumen sobre su cabeza todo comercial lo protagoniza Santaclós. Intento introducirlo a “The Invisibles” pero no se muestra interesado. Le dejo el control de la conversación, sonrío y asiento. Subimos en la moto, experiencia alucinante, y me deja frente a la posada rival. Leo hasta que amanece. Es imposible que este libro exista.

Lecciones y reflexiones:

Eventualmente nuestro héroe termina con “The Invisibles“, pero las reflexiones al respecto persisten:

Teorizo tal hecho se refleja en nuestra densa realidad a través de una lucha entre dos bandos armados con el mismo conocimiento, pero con objetivos diametralmente opuestos. Una lección que deja “The Invisibles” es que protagonistas y antagonistas están más relacionados de lo que parece en un principio. Las líneas se difuminan, todos tienen sus razones, tengo más en común con mi enemigo que con mis vecinos.

Por supuesto, hay mucho más. La conexión entre las obras es intencional y parte integral de “La Tormenta“:

Banner de "La Tormenta - Farsa contemporánea sobre tiempo, hip hop y magia", una novela por Amílcar Ortega.
Afiche de "The Invisibles" en la revista Wizard. Pruebas de que el mundo fue cool en algún momento.
Continúa consumiendo:
Introducción a “The Invisibles” +++++ Sobre la magia detrás de “The Invisibles”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s