Las nuevas Star Wars han sido cualquier-vaina-ahí, admítelo.

El otro día viví una experiencia sin precedentes: un editor me dio una sugerencia que no era una completa estupidez. Escribí este artículo sobre las nuevas Star Wars y me dijeron que la primera persona era “demasiado blog” y mierda, tenían razón. Un par de días después les mandé los cambios y me respondieron “oye, pero eso ya lo publicamos“.  Lo peor de la historia es que el texto agarró forma con los cambios, la nueva versión es infinitamente superior.

Así que decidí publicarla por aquí, disponible después del saltoSigue leyendo