Símbolos en películas: “Man and his Symbols”

ManSymbols

DETECTADO en “Maggie’s Plan” (2015): “Man and his Symbols” de Carl G. Jung utilizado como soporte de una lámpara. A pesar de que no estoy de acuerdo con lo que sugiere esta imagen, es simbolismo sobre simbolismo sobre simbolismo. Demasiada sofisticación para una película tan cualquier-vaina-tirando-a-mala.

¿Será casualidad? ¿Producto de un error? ¿Un chiste de algún miembro del staff?¿O tendrá “Maggie’s Plan” más de lo que fuí capaz de detectar en una primera mirada? Con esa última me quedaré con la duda, a esta película en particular jamás le daré otra vuelta si puedo evitarlo.

Philip K. Dick y el “Vast Active Living Intelligence System”

Años sin ver este video, las caras de la gente son lo más hilarante que verán en el día. Casi 20 años antes de “The Matrix” y 40 antes de que el nerd de Elon Musk trajera la idea al mainstream,  Philip K. Dick habló a un atónito público sobre su revelación: nuestra realidad es una simulación, vivimos dentro de unos y ceros. Probablemente.

En cierta forma “VALIS“,  una de las últimas novelas del autor, es su forma de explicarse a si mismo, de encontrarle sentido, a la experiencia que cuenta arriba, la primera de varias que lo dejarían al borde del abismo.

En fin, the empire never ended. Lean “VALIS” si saben lo que les conviene. Y lean esto.

El “Vast Active Living Intelligence System”, David Bowie y yo

Mi historia con “VALIS“, el primero de la última e incompleta trilogía de Philip K. Dick, se desarrolló así:

1.- Me lo recomendó Robert Anton Wilson en algún video que no linkearé, ya que en el proceso me arruinó  la revelación más alucinante de toda la novela.

2.- La ordené y un mes después la recibí. Venezuela era otra.

3.- La consumí y me explotó la cabeza.

4.- Obsesionado, averigué todo lo que pude al respecto. Podría dar una conferencia con respecto a esta magnífica y desquiciada pieza de literatura.

5.- Me enteré de la posibilidad de que Mother Goose AKA Eric Lampton estuviera basado en David BowieBrent Mini en Brian Eno. Me explotó la cabeza nuevamente.

6.- Comencé a estudiar seriamente la obra de David Bowie, actividad con la que apenas comienzo y probablemente me tomará la vida entera.

7.- Murió David Bowie y me sumergí en el misterio detrás de su “Blackstar“. Algo de la investigación quedó registrado aquí.

También se dice que la película con la que se obsesionan los personajes de la novela es una representación sumamente alterada de “The Man Who Fell to Earth” (1976) del maestro Nicolas Roeg.

Las siglas VALIS resumen Vast Active Living Intelligence System.

Hace un año escribí la letra de una canción que habla sobre tla historia descrita arriba.

Debo volver a leerla, “VALIS“.

Seguiré escribiendo al respecto a medida que avance este blog.

Portada no comercial por daverazordesign

Quizás, quizás, quizás: Robert Anton Wilson

Uno de los pilares filosóficos sobre el que se sostiene “La Tormenta“, la novela con la que cambiaré al mundo que tengo siete años escribiendo, son los pensamientos y obra de Robert Anton Wilson. Las ideas contenidas en “Cosmic Trigger“, “Prometheus Rising” y sobretodo en la trilogía “Illuminatus!“, la novela satítica que escribió junto a Robert Shea, son influencia directa del montón de irresponsables barbaridades que clamo en la mía, en “La Tormenta“. También, R.A.W. fue miembro fundamental de los Discordianos originales, organización dentro de la cual se le conocía como Mordecai Malignatus.

La complicada filosofía de tan oscuro pensador moderno puede ser resumida en una de sus frases célebres:

“I don’t believe anything, but I have many suspicions.”/ “No creo nada, pero tengo muchas sospechas” – R.A. W.

Arriba (y sólo en inglés) “Maybe Logic“, el documental sobre sus ideas producido en 2003 por la Disinformation original.

Oda a “Mad Men”

Hablando claro, si en la pantalla se muestra una pistola la audiencia presta atención. Es la naturaleza humana.

Y si retan a cualquier experto en televisión a nombrar los 10 mejores shows de la historia, en casi todas aparecería “Mad Men“. Ahora, revisa esa lista y date cuenta: el protagonizado por Don Draper es el único show que no utiliza violencia y sangre como punto de venta. Así de inmenso e inimitable es “Mad Men“, la criatura creada por Matthew Weiner.

Desde que terminó, ahora que todos los capítulos están disponibles, lo quiero repasar y analizar. Como le quiero dedicar la totalidad de mi atención, no he encontrado la oportunidad, pero viene, lo siento en el ambiente, I feel it coming. Las teorías que tengo sobre su significado en general, sobre lo que en realidad molesta a Don Draper, no las he leído en ningún lado.

Esta será mi pieza más elaborada, necesaria y disruptiva, propulsada por mi fanatismo por un show como ningún otro. Ahora sólo tengo que producir los tres meses sin preocupaciones de ningún tipo que requiere.

Sigo participando en el reto 1postxdia…

… pero luego de leer este post de Flavio comencé a pensar que probablemente linkear a sitios que no tienen nada que ver con lo que escribo puede ser contraproducente. Como igual quiero apoyar a los que continúan con el reto, aquí les van varias de sus obras recientes:

Y listo, una vez más queda demostrado que soy altruismo puro y además el más modesto de todos, #1 in the world.

Explorando los clásicos, “Atlas Shrugged”

Hoy comencé con “Atlas Shrugged” (AKA “La Rebelión de Atlas“, 1957) de la escritora gringo/ rusa Ayn Rand, clásico que tenía pendiente de toda la vida. Más específicamente, desde que leí la parodia dentro de “Illuminatus!” y sentí me perdí montón de chistes. Y aún más específicamente, desde que Don Draper lo leyó en “Mad Men se me atravesó esta cita en algún lugar de la Internet:

There are two novels that can change a bookish fourteen-year old’s life: The Lord of the Rings and Atlas Shrugged. One is a childish fantasy that often engenders a lifelong obsession with its unbelievable heroes, leading to an emotionally stunted, socially crippled adulthood, unable to deal with the real world. The other, of course, involves orcs.” – John Rogers

Por supuesto, leí “The Lord of the Rings” a los 14. Más de 20 años después comencé con el otro, deséenme suerte. Tiene 1000 páginas, es en inglés y leo lento (como debe ser), por lo tanto calculo me tomará  11 semanas terminarlo. Como éste es un blog literario, esperen un reporte al final del período y quizás citas a lo largo del proceso.

Eso es todo por hoy, no me provoca escribir. Me provoca leer. Peace.

Rand

 

Reflexiones y amenazas sobre “Primer” (2004)

La película de la que más veces he disfrutado (no les diré cuantas), un rompecabezas sin solución aparente y otra obra de arte que planeo disectar a más no poder en un futuro ideal; “Primer” es la opera prima de Shane Carruth, un matemático e ingeniero de software que simplemente decidió tomar la justicia en sus manos y producir con las uñas un film de ciencia ficción. Una enigmática y complicado película que jamás-ni-nunca existiría dentro del pasteurizado sistema Hollywoodense.

El introducir viajes en el tiempo en un film que transcurre dentro de nuestra percepción líneal, inmediata e inevitablemente trae consigo paradojas. La nostalgia y el cariño nos hacen obviar que “Back to the Future” está llena de huecos. La elegante solución de Carruth a tan complejo problema es un sorprendente guión que es imposible de absorver en una sola sentada. O en cinco. ¿Qué pasa si en realidad funciona?, tendrás que dedicarte para comprender el informe, y si eres honesto contigo mismo aún te quedarán dudas al final. A mi, no me queda ni una.

Una vez que saltas por sobre los que no quieren hacer ningún esfuerzo por entender, la principal crítica que recibe “Primer” es a los actores no profesionales. Personalmente disfruto de las actuaciones naturalistas y opino que unos nerds capaces de construir una máquina del tiempo que genera su propia energía, de hecho pasarían todo el día murmurando como nuestros héroes. Igual, están advertidos: aquí no encontrarán a Brad Pitt haciéndose notar e intentando robarse cada escena. Esta película lleva el ritmo de la vida real.

No es momento para análisis, eso debe hacerse con calma y estoy escribiendo un post al día, pero como abrebocas: la máquina del tiempo que Shane Carruth y sus amigos intentan construir en pantalla en cierta forma equivale a la película. Ambas fueron producidas en un taller independiente, lejos de la industria, entre un grupo de amigos apasionados por el proceso y no por el resultado.

Más información: “Primer” (2004) –> http://www.imdb.com/title/tt0390384/